17 febrero 2008

Hace ya muchos años que perdimos la sensibilidad para saber que estamos bien, o mal, y las enfermedades suelen sorprendernos de repente, como un balazo en plena frente, sin que sepamos explicar como llegaron a adueñarse de nosotros.

Hace ya muchas generaciones que no sabemos oír a nuestros cuerpos, y que bañamos, nosotros y nuestros congéneres, en un mismo miasma de miedo, deseos vergonzosos, comodidades miserables y placeres robados. Estamos todos enfermos, y cuando encontramos a una persona sana nos resulta tan extraño que lo consideramos loco.
¡Qué fuerte ha de ser el sano para que esto no desvirtúe su verdad! ¡Qué radicalmente apartado de los hombres!

Pero aún hay, quizá por una piedad profunda del universo, gente sana entre nosotros.

Cuenta Platón en una carta a los siracusianos que la primera vez que estuvo en su ciudad, se escandalizó de ver que "se atracaban dos veces al día". Platón era culto, de familia noble y habitante de la ciudad más cosmopolita de su época, amante, como todos ellos, de los buenos placeres.

Hace unos años el Dr Walford (conocido también por haber ganado más de 25.000 $ al casino en 1949) había probado que una alimentación con la mitad de calorías pero igual cantidad de nutrientes doblaba la esperanza de vida de unas ratas de laboratorio.


Cuando conocí a Magalie había cortado tan radicalmente los lazos con la sociedad que ya ni hablaba... Respetaba a pájaros y a gatos, y también a ratas o a ratones, pero ni a perros ni a personas. Observé que no comía casi, quizá la mitad de lo que hubiera necesitado una persona de su peso y actividad... Con 28 años apenas aparentaba 15.

Formularemos mejor el descubrimiento del Dr Warlford:

Se ha demostrado que una alimentación con el doble de calorías de las necesarias para la supervivencia disminuye la esperanza de vida a la mitad.

5 comentarios:

Antígona dijo...

Me temo que nuestra cultura judeo-cristiana ha promulgado siempre tal desprecio por el cuerpo que eso le ha impedido conservar y fomentar una sabiduría del cuidado de sí mucho más valiosa que cualquier otra forma de saber.

Pero la cuestión, poniéndonos en plan socrático, es que ni siquiera somos conscientes de nuestra propia ignorancia. Y así no hay forma de aprender nada.

¡Un beso!

oniichan dijo...

solo e visto y tratado un solo cuerpo como un templo. y no a sido el mio.
y es cierto lo que dice antigona, el problema es cuando no estamos concientes de nuestra ignorancia, creo que una forma de repeler esto es dejar siempre espacio a la falsabilidad hasta de lo que creemos totalmente comprobado. y claro saber que talves podemos estar mirando solo una cara de la moneda (moneda= la verdad). como el ejemplo de los sabios a ciegas que se les permitio tocar la sabiduria(el elefante) para saber como era. y al final cada uno dio su propia version distinta a la de los demas tomando en cuenta que cada uno toco colo una parte diferente de aquel elefante.

me como las uñas dijo...

yo tb concuerdo con antigona...
pero ..no entiendo
porque si discriminaba a humanos y perros? si en teoria todo ser que ella aceptaba no estaba conciente de su existencia...dudo que nosotros lo estemos, hasta cuando nos enteramos de que nos vamos a morir.


Lo siento por ella, yocomo super mal, pero aparento mi edad y creo que...si me gustaria morir relativamente joven, al menos a los 40...


saludos
ya actualice :)

huelladeperro dijo...

Ahí le duele, Antígona, ahí le duele. ¿tienes alguna sugerencia?

Sobre tratar nuestros cuerpos como templos se ha escrito mucho, Oniichan, y no siempre como se debiera. Me parece excelente tu estrategia de la falsabilidad, pero, ya lo habrás comprobado, es muy exigente.

¡Ya era hora! me como las uñas ¿dónde te metías?
Creo que el criterio que usaba Magalie para preferir a alguien no era el de ser o no consciente, sin más bien el de ser libre o no. O digámoslo mejor: el de ser esclavo o no. Ella solía dibujarse a sí misma como un pájaro, y cuando escribía sobre sí usaba una onomatopeya de piar.

Fíjate, si una persona sólo está consciente de su existencia durante tres segundos de su vida, todos los demás años que vivió fueron absoluta perdida de tiempo, ¿no?

Ahora paso a ver qué has escrito...

ladamadeldragon dijo...

KE FUE DE MAGALIE????????????
YA NO VOLVI A VERLA.....