13 noviembre 2007



No tengo nada



pero siempre lo olvido


como todos

12 comentarios:

Anónimo dijo...

me encanta la foto, ayy, me recordaste al chavo del ocho! :-P


cuanto menos tenemos mas libres somos...¿o era al reves?

por cierto, ¿me invitarás un dia a cenar en tu solar?

huelladeperro dijo...

CUANTO MENOS NOS ENGAÑAMOS SOBRE LO QUE TENEMOS MÁS LIBRES SOMOS.

Parece mentira, pero nuestras propiedades, cualquiera, incluso las intelectuales, incluso las emocionales, nos poseen con mucha más fuerza de lo que nosotros las poseemos a ellas.

Estás invitada. Dime que día llegas a valencia y te recojo.

¿el chavo del ocho? ¿algún lúcido anacoreta?

Phanfarl dijo...

Hay que guardar esa frase como una chispa centelleante entre los ojos

huelladeperro dijo...

Phanfarl
Hay que compararla con cada segmento de la realidad que nos encontramos para comprobar si es cierta o falsa, porque la verdad o mentira de esa frase tan cortita afecta de modo radical la realidad del mundo en que vivimos (siempre que uno quiera, como Descartes, partir de alguna base sólida ;)

benedetina
PD:
sigo descojonándome con tus posts. Ojalá un día no tengas ya que escribir sobre esas cosas, pero de momento, eso que me llevo.

LêA dijo...

no sabe lo apropiado que es que se haya nombrado aquí al chavo del ocho, metáfora perfecta a la hora de hablar de propiedades y carencias de las mismas en este mundo-vecindad...

¡qué dificil (y que simple, quizás por eso mismo) no dejarse poseer, no convertirnos en posesiones..!

las posesiones físicas se pueden evitar...pero las emocionales y las intelectuales...¡UFF!

mademoiselle P dijo...

quizas por eso me gusta moverme, viajar. Quizas no huyo, como siempre crei (y nunca supe bien de qué, en todo caso) tal vez es una fina intuicion de lo indispensable, del despojo y desapego. Voy a preferir creerme que es eso, es una idea mucho mas util, generadora y constructiva..
Aunque a veces es duro desenganiarse respecto a lo tenido/poseido, no?

Angel y Demonio dijo...

Todos tendemos a olvidar lo que no nos conviene saber, porque a veces el peso es demasiado. La pregunta de siempre se sacude en el aire ... es mejor la ignorancia Ays.

Saludos!

Gen dijo...

Tienes un montón de pelos
y superpoderes antigravitatorios.

Gen dijo...

Aunque yo creí que era al revés... que tenemos un montón de cosas y que siempre lo olvidamos.

Gen dijo...

sigo mirando la foto... a ver si te caes de una puta vez!

Dr.Frank "stain" dijo...

Si no tienes nada como lo puedes olvidar?...yo me olvido de cosas que tengo...como por ejemplo de las llaves cuando ya he cerrado la puerta...me olvido del horno cuando está la comida dentro...etc.

huelladeperro dijo...

Dr frank "Stain"
¿Ves? a ti también te pasa, te crees que el horno que utilizas, la casa en la que vives, son tuyos.

Gen
Ven tú a tirarme al suelo, si tantas ganas tienes.

Gen
Si giras la pantalla del ordenador bastante aprisa me verás marearme y me oirás gritar.

Gen
Es cuestión de constancia, me entreno todas las mañanas un rato.

A&D
para seguir con la vida de siempre sí, es mejor seguir sin saber.
El conocimiento es exigente: una vez adquirido; si se le ignora; nos hace sufrir y nos daña.

Señorita P
En todo lo que he sabido, pensado o intuído de ti nunca he creído otra cosa que lo que dices.
quizá te convenció el peso de la muchedumbre, ávida de debilidades, para introducir en tu introspección la sospecha de la huída.

Así es, LêA, y lo terrible es que llevamos esa ansia de posesión a los terrenos donde somos más delicados, el amor, la familia, el sexo.
¿conoces a alguien que trate a su perro con respeto, como un ser autónomo y libre?