21 febrero 2007

Mi único interlocutor válido es Dios, pero cuando le digo algo que no le gusta me sume en una depresión que me incapacita.

3 comentarios:

mademoiselle P dijo...

me pregunto cuanto habrá de competencia inconsciente por el trono de "dios".. porque esa depresión es debida a haberle dicho algo que no le gusta... y entonces que? pretendemos que le guste todo lo que a cada uno de nosotros? entonces cada uno de nosotros quiere ser "dios" o estar por sobre su voluntad?
A veces creo que es el justo derecho, otras creo que soy una cabrona que quiero imponer mi voluntad por sobre cualquiera, disfrazando de opción o de "porque no coincidimos te cabreas", mi diferencia y desazón frente a ella.
Uf, me tocaste un punto sensible justo ahora.

mademoiselle P dijo...

Perrito, acerca de las 2 entradas más recientes que no tiene opción de comentarios:
me gustó tanto la historia. Me enternece y fragiliza tanto descubrir la bondad cuando ya uno a perdido casi por completo la fe. Es un regalo lindo que algunas veces he tenido la suerte de recibir y por eso sigo creyendo...
Espero que tu ausencia no sea más larga que la mía y espero, principalmente, que re encuentres tu sonrisa y tu alegría, que son las armas que nos van quedando a esta especie medio en extinción que somos.. Tengo la sensación de haber hecho amistad aquí :)
je serai en france depuis ce vendredi et là-bas je sais que parfois j'aurais besoin de soutien moral donc j'espère que tu vas tôt retrouver ton joie de vivre, tes mots, tes idées, et que tu vas continuer à les partager avec nous, avec moi.
Bisous con mucho cariño et à bientôt, le chien!
ta petite soeur (que no es ni tan petite hein :D)
Pili

mademoiselle P dijo...

Guillaume. Le prénom de mon grand-père, celui qui habite le ciel où je voudrais aller avec un escalier long, long... merci à toi. Hasta pronto