24 febrero 2007

A medida que se disipa el efecto de la droga, la habitación blanca se vuelve más y más cochina. Y la mujer que ronca a mi lado, a la que antes amaba, se va convirtiendo en una desconocida.

5 comentarios:

Âme Noire dijo...

Me recuerda a una frase del libro "Lola" xD Cómo estoy hoy, Dios, todo me recuerda libros... (Aunque, pensandolo bien, no es tan raro, ¿No?)

Âme Noire

Zooma dijo...

glups!!!

huelladeperro dijo...

Âme N.:
No, no es raro, habíamos quedado que yo era mucho más viejo...
Pero hay cosas que vale más la pena leer en los libros; sinceramente

Zooma:
Me'stoy quitando, mes'toy quitando

Irénicus dijo...

Bueno, hay a quien le pasa eso tras la eyaculación.

Sin drogas.

huelladeperro dijo...

Eso parece más grave....