24 febrero 2007

Como más de la mitad de mis escasos pero dignos lectores viven en el ámbito lingüístico catalán. Es posible que en algún momento postee en esta lengua. Perdónenme los que no lo entiendan, y pídanme tantas cuantas aclaraciones necesiten, que pa eso estamos. En tierras mías, Pais Valencià (comunidad valenciana) la derecha interesada; o aún peor, cerril e inculta; forzó con colador la denominación de lengua valenciana o idioma valenciano para lo que todos los lingüistas denominan catalán. El catalán tiene dos principales variantes; el oriental y el occidental, y el valenciano es uno más, o mejor dicho, un conjunto de subdialectos dentro del catalán occidental...
Aquí en valencia los progres y los cultos se han adaptado a la situación y para no herir susceptibilidades pero desmarcarse de los segregacionistas que defienden un valenciano "cocreta" y "afoto" hablan de "la nostra llengua."
Sin duda que todos tenemos los gobernantes que nos merecemos (podría ser un axioma de la democracia). Y cuando Franco hablaba inglés (leía) pronunciaba todas las letras, a la española, de tal modo que seguro que ningún oyente anglófono que no fuera español comprendía ni una sola palabra. Daba un poco de vergüenza pero bueno, ahí estaba.
A pesar de los tratados bilaterales y de las bases americanas Franco defendía a España y el español a través de su lógica interna y su coherencia, aunque para eso tuviera que destrozar la fonética del idioma del imperialista; que sin duda le había presionado para que se le hicieran tales concesiones...
Sí, pero ese era Franco, en España, hablando en idioma del visitante, representante del país más poderoso del mundo, y que intentaba, no nos engañemos, tenernos cogidos por los cojones...
Por eso digo que tenemos los gobernantes que nos merecemos; porque Zaplana, Cuando era presidente de la Generalitat Valenciana, hablaba "La Nostra Llengua" como Franco hablaba inglés...
Y ya que hablamos de gobernantes, seguro que nos merecemos a Rita Barberá, maruja fallera y borracha... A fin de cuentas nuestros vecinos la votaron, y, no fuimos capaces de convencerles de que no lo hicieran. En Barcelona tienen a Hereu que como un cuclillo al crecer, se fue haciendo sitio en el nido ante la cercana muerte del padre, y se deshizo de todos los demás posibles herederos para reinar, en solitario, sobre una de las más agradables ciudades de la tierra. Desde que está él bastante menos...

Te rogamos Señor: deja caer una piedra desde tu cielo y mátalo, aunque no sufra, que seguro que cualquier ciudadano barceloní lo puede hacer mejor.

O sea que quedáis avisados.

6 comentarios:

Âme Noire dijo...

Un pequeño detalle: "País Valencià" :P

Âme Noire

huelladeperro dijo...

merci, corrijo.

Zooma dijo...

Un día de estos, me preguntaré ...

porqué cuando voy al País Valencià siento que necesito disculparme por hablar catalan????

Dr.Frank "Stain" dijo...

Tanto defender una lengua ante otras...deberian defenderla de los mismos hablantes que comen "almondigas" y para picar toman "alcahuetes" y cuando van al medico se ponen "indicciones"...

un árbol dijo...

El eterno tema.

Mientras utilicemos el lenguaje (cualquiera de ellos) como instrumento de confrontación y no de comunicación, vamos jodidos todos, los unos y los otros.

Y te lo dice una madrileña afincada en Catalunya desde hace trece años.
Hasta las narices de los unos y de los otros, que sin embargo para discutir se ponen de acuerdo para utilizar la misma lengua.

Es despreciable.

Sólo hay que querer entender, sirva para pepes y para juanes.

Me alegro de ver que sigues escribiendo...me pareció leer más abajo que lo ibas a dejar y no me gustó.
Ánimo, amigo perro-laurel.
Un beso.

huelladeperro dijo...

Gracias a todos, se ve que nada es sencillo, ni hablar el mismo idioma.